jueves, 19 de abril de 2012

El Abanico de mi madre

Este abanico no lo he hecho yo, sino mi madre, la cual creo que se merece un reconocimiento por todas esas labores, y lo que es de labores, que nos hace ha todos, y que nadie le agradecemos.

A punto de cruz, ella pregunta alguien quiere un cuadro, y el que dice que sí, y cuál quieres, y te hace ese cuadro que ha elegido, por supuesto pagando ella todo, los demás como vamos ha pensar que esto cuesta tiempo y dinero.

Vainicas, la dices, mamá necesito una cortinas para tal sitio, me las haces una vainicas, y ella siempre esta dispuesta.

Esta haciendo un tapete de Handarger y comenta que bonito quedaría en mi aparador, pues nada cuando lo termina te lo da.